MIGUEL ÁNGEL BARRIOS "El Negro Antonio"

Miguel  Ángel Barrios  “El Negro Antonio” este singular personaje nació un 8 de mayo de 1927 a las 10:00 de la mañana en belén un pueblito lleno de brisas polvorientas que provenientes del lago de valencia  en el caserío Platanal, Municipio Carlos Arvelo del Estado Carabobo. 

Hijo de Estefanía Barrio y José León,  tuvo una hermana llamada Natalia Barrios (en honor a su abuela) ambos hijos naturales ya que sus padres nunca se casaron, teniendo su madre para el momento de su nacimiento 15 años de edad.

Cuenta su misma madre Estefanía cuando estaba viva, sobre la infancia de su hijo el negro Antonio:

   “Mi hijo desde que nació fue un muchacho saludable, juguetón, con unas pepas de ojos color marrón que le resaltaban. Creció en medio de arboles y animales, unos domésticos y otros salvajes…en Belén, un pueblo perteneciente al Municipio Carlos Arvelo del Estado Carabobo, que aun conserva el Lago de Tacarigua y su belleza montañosa, por esos cerros que no se ven en la noche, corría como un potro indomable, como todos los chicos de la época. Se desarrollo muy rápido, creo que fue la leche de vaca y sus derivados que aún conserva este pueblo de gente campesina dedicada de por vida a las labores agrícolas y pecuarias”

“Recuerdo de mi hijo su fugacidad, era muy celoso y peleón, ayudo desde muy niño a su padre a lidiar con los pocos animales que teníamos, éramos productores de leche en pequeña escala. El negrito es como lo recuerdo, el era muy dado, le gustaban las cosas justas, muchas veces tuvo que caerse a golpes con los demás jóvenes por defender a otros indefensos. Yo siempre le decía a su padre José León: “¡Lo que tiene que ser, tiene que ser! Lo que es del cura va para la iglesia; lo mejor es ponerlo a estudiar para que sea un hombre de bien”

“Lamentablemente en Belén no había escuelas, casi toda su gente era analfabeta. Eran gente de mitos  y leyendas, sueños y ensueños. Tuvimos que conformarnos con darle la responsabilidad de su educación a Eusebia, quien fungía como maestra y tenía en la sala de su casa diez sillas y un pizarrón improvisado. En las tardes, de 3pm a 6pm, iba mi negrito a casa de la maestra a aprender las primeras letras. Eusebia era de ideas revolucionarias para la época. Recuerdo que cuando el negrito comenzó a asistir a casa de la maestra, creo que era la época de Medina Angarita y ya ella era responsable clandestina del  PND (Partido Democrático Nacional) después convertida en Acción Democrática”

Cuentan que el Negro Antonio en el tiempo cronológico en el que se desarrollo no se correspondió con su época, pensaba mas allá, siempre hacía referencia a un tipo de sociedad más justa, en la que todos sus miembros tuvieran la misma oportunidad de desarrollarse, sin castrar a nadie. Como vivió la discriminación en carne propia, se dedico a practicar el espiritismo, siempre andaba preparando pócimas para la gente que estaba enferma, tuvo un tiempo que fumaba tabaco, al cual miraba fijamente cuando lo encendía.

Cuando salió del ejército, paso alrededor de dos años en casa de su madre, en ese tiempo se dedico a estudiar la metafísica del argentino Joaquín Trincado de sus propios labios, el negro fue apasionado de este maestro terrenal, no se sabe como lo hizo, pero cuentan que en su cuarto había una amplia bibliografía de ese autor. Mucha gente iba a consultarle, mujeres, campesinos de otras partes, políticos, profesionales. El día domingo hacían un sancocho cruzado para la gente que por decenas llegaban a consultarle. Solo pedía una colaboración de una locha, con lo que recogía bajaba a Guigue y compraba aguardiente de caña clara, cocuy, miel de abeja, paquetes de tabaco, talco, velas y velones blancos, amarillos, rojos y morados. Las plantas las buscaba en la montaña.

A veces llevaba a la gente al rio los desnudabas, los impregnaba con la pócima que preparaba los acostaba con los brazos extendido demarcándolos con talco y encendiendo velas blancas y/o moradas, según fuera el caso a tratar.

Al negro Antonio se le atribuyen muchas muertes cosa que en realidad no era así, mataban a uno en Guigue: lo mato el Negro Antonio; al día siguiente uno en Puerto Cabello: lo mato el Negro Antonio; y resulta que como hacía para estar en tantas partes al mismo tiempo.

Dentro de las tantas anécdotas o vivencias del negro Antonio esta la vez que fue a visitar a su mama en Nueva Valencia, vía Tocuyito, una vez llego Miguel Ángel a la casa y como la policía (DIGEPOL) lo andaba cazando, los buscaron, lo buscaron y no lo encontraron y a los cinco minutos llego él a casa de la mama, y ella le dijo “bueno aquí estaba la DIGEPOL, y ¿Cómo es que no te vieron?, a lo que el negro Antonio contesto: “ no me vieron porque yo estaba escondido detrás de aquel palito”; “si, pero ese palito es muy delgado”, le dijo la mama, a lo que él respondió: “si, pero yo rezo una oración y nadie me ve”

 El Negro Antonio comenzó hacer sus apariciones en el mundo espiritual, específicamente en el culto a María Lionza en los años 80, donde hasta la actualidad ha ayudado, aconsejado y rescatado tanta gente que anda por los caminos incorrectos, desde la fecha de su muerte (25 de Mayo de 1965) sus restos reposan en el Cementerio General del Sur en el Municipio Valencia del Estado Carabobo, donde los fieles y creyentes le han levantado un mausoleo en su honor en el cual día a día llegan ofrendas en agradecimiento por los favores concedidos. 

No hay comentarios.:

La Reina de Mil Amores.

La llamamos “Madre”, invocamos su nombre y lo hacemos con respeto y Admiración. No es para menos, María Lionza, es una Reina. Su sólo nombre produce vibraciones en nuestro cuerpo, eriza el cuerpo, agita las pulsaciones y desata los sentidos, ella es energía y esa fuerza sobrenatural nos invita adentrarnos en un mundo místico.


Esta Tierra que pisas, es la que nadie tiene el derecho a lastimar.

Tus creencias deben mantenerte firme, no desvanecerse bajo la lluvia, cada paso debe ser tan firme como el eslabón de una cadena, no seas débil ante las tentaciones, ¿O sólo quieres ser un “algo” en vez de un todo?.”


María Lionza, es considera una Diosa Popular, reconocida por entidades espirituales como la única mujer coronada después de muerta. Utiliza como mensajeras a Indias que están bajo su astral, así como a las Reinas Guillermina y Margarita.


De estirpe, única e indomable, María Lionza representa para nosotros la Fe y la esperanza de un pueblo. Diosa de la Naturaleza, de las aguas, de las cosechas, de la Fauna y de la Flora, su corazón está desbordado de inmensa Bondad.


María Lionza vive en los corazones de cada uno de los que practican su culto. Algunos comentan que su morada es un “Palacio Encantado”, custodiado por Jaguares y Anacondas, dónde suele invitar a sus hijos para que éstos reciban mensajes, encuentro al que son llamados muchos, pero pocos los elegidos.


En sus ojos se ve reflejada la fe de un pueblo que cree en Dios y en la influencia de espíritus para resolver problemas, en Venezuela Maria Lionza es considerada una Reina.


"MARÍA LIONZA ES LA FUERZA DE LA NATURALEZA... LA FORTALEZA DE NUESTRA FE"