La Fortaleza de Nuestra Fe.

A través del Sendero de Agua.

“Visto mi alma de transparencia, la misma que me da el aguacero”.

Indio Guacamayo.


Poco a poco se van reuniendo los que están llamados a tu encuentro. Nuestra Reina espera que este año, sus hijos puedan ver más allá de las brasas que dejan las llamas y del grito que inquieta la Montaña.

Conmemoramos tu llegada, pintando caminos de flores, dejando golosinas, suspirando escarcha y escupiendo fuego. En madrugadas, con olor a ruda y romero, buscamos tu dulce calor de luna, de jazmín y cayena.

Con rezos que acompañan humaradas ensalzamos tu estampa.

El viejo rezandero, con alegre voz y dulce acento nos dice: “No temas, ella sabe lo que quiere”; y yo, sin haberle visto siquiera voy a dorarle hasta que muera.

María Lionza, se viste de india, adorna su penacho con la esperanza del que reza, del que fuma y del que invoca. Ve a sus hijos y sólo espera la verdad. El Indio aguarda cauteloso, sentado sobre la roca; receloso esconde su lanza y no descuida la mirada. La noche trae sorpresas, se viste de estrellas para el reencuentro de sus hijos, la danza tribal retumba en el tímpano de quien se agolpa al calor de las llamas. El sisón, está temeroso; sabe que el tiempo pasa pero nadie olvida.

No cabe el egoísmo… es la gran noche. Nuestra Reina baila al calor de dos antorchas. Se desespera el espíritu que, en redención, prepara materias para un especial homenaje. Abraza la India el alma del viajero; que pasa… pasa y pasa, sin que se dañe su cuerpo.

Ya nuestra reina ha decidido. Es el gran encuentro de sus hijos, el acercamiento está próximo. María Lionza ha hablado en otros tiempos, se espera que estemos unidos, mano con mano, entonando en una sola voz el Ave María.

Si Dios conmigo, ¿Quien contra mí?

Nadie, Nadie…

2 comentarios:

karen corredor dijo...

Buenas noches, de verdad esta es la parte mas linda que he hallado en toda tu pag.... he recibido los mens y nuestro altar fue uno de los pocos que hace un año se hizo merecedor de la divina gracia de recibir a las tres potencias juntas con muchos mens que quiza muchos no entendian, pero que la madre y jesús me habian revelado en sueños.... Tus palabras acá fortalecen mi fe y me llenan de amor y ganas de seguir haciendo las cosas lo mejor posible perdiendo el miedo a lo que inevitablemente se nos viene.... Simplemente alimentar y limpiar el alma en el crecimiento propio y en la ayuda a los pacientes..... Gracias por le gran regalo q significa tu pag....

Hermandad Espiritual Los Hijos de Yara dijo...

Muchas Gracias por sus palabras y por dejarnos su aporte...
Dios le Bendiga.

La Reina de Mil Amores.

La llamamos “Madre”, invocamos su nombre y lo hacemos con respeto y Admiración. No es para menos, María Lionza, es una Reina. Su sólo nombre produce vibraciones en nuestro cuerpo, eriza el cuerpo, agita las pulsaciones y desata los sentidos, ella es energía y esa fuerza sobrenatural nos invita adentrarnos en un mundo místico.


Esta Tierra que pisas, es la que nadie tiene el derecho a lastimar.

Tus creencias deben mantenerte firme, no desvanecerse bajo la lluvia, cada paso debe ser tan firme como el eslabón de una cadena, no seas débil ante las tentaciones, ¿O sólo quieres ser un “algo” en vez de un todo?.”


María Lionza, es considera una Diosa Popular, reconocida por entidades espirituales como la única mujer coronada después de muerta. Utiliza como mensajeras a Indias que están bajo su astral, así como a las Reinas Guillermina y Margarita.


De estirpe, única e indomable, María Lionza representa para nosotros la Fe y la esperanza de un pueblo. Diosa de la Naturaleza, de las aguas, de las cosechas, de la Fauna y de la Flora, su corazón está desbordado de inmensa Bondad.


María Lionza vive en los corazones de cada uno de los que practican su culto. Algunos comentan que su morada es un “Palacio Encantado”, custodiado por Jaguares y Anacondas, dónde suele invitar a sus hijos para que éstos reciban mensajes, encuentro al que son llamados muchos, pero pocos los elegidos.


En sus ojos se ve reflejada la fe de un pueblo que cree en Dios y en la influencia de espíritus para resolver problemas, en Venezuela Maria Lionza es considerada una Reina.


"MARÍA LIONZA ES LA FUERZA DE LA NATURALEZA... LA FORTALEZA DE NUESTRA FE"