Negra Lorenza

¡Yo soy La Negra Lorenza!
Noche con alma.
Tambor dormido bajo mi pecho.
Dormido bajo mi pecho
tengo un dolor de candelas,
corazón rojo por dentro,
corazón negro por fuera.

Corazón negro por fuera,
corazón sombra del blanco,
si tengo rebelde el pelo
tengo rebeldes las manos.

Tengo rebeldes las manos,
manos trenzadas al viento
mientras lanzo al viento el grito:
¡Yo soy La Negra Lorenza!

Yo soy La Negra Lorenza,
nieta y biznieta de esclavos,
cruzada de cicatrices
como negro tronco de árbol.

Como negro tronco de árbol
de pie atisbo la sabana
que invita a correr por ella
con banderas coloradas.

Con banderas coloradas
y palpitar de tambor
al frente de gritos negros
fundidos en una voz.

Fundidos en una voz
oigo los lamentos negros
de las negras cicatrices.

¡Yo soy La Negra Lorenza!

¡Yo soy La Negra Lorenza!
Negra cortadora de caña.
Negra cortadora de caña
como mi abuelo y mi padre,
esclava negra de todos,
esclava no soy de nadie.
Esclava no soy de nadie
porque soy lo que no soy,
tengo un dolor de candelas
y un palpitar de tambor.

Y un palpitar de tambor
bajará por los barrancos
como la voz de los muertos,
los negros muertos esclavos.

Los negros muertos esclavos,
mi abuelo y mi bisabuelo.
Negra y rebelde es mi mano.
¡Yo soy La Negra Lorenza!

No hay comentarios.:

La Reina de Mil Amores.

La llamamos “Madre”, invocamos su nombre y lo hacemos con respeto y Admiración. No es para menos, María Lionza, es una Reina. Su sólo nombre produce vibraciones en nuestro cuerpo, eriza el cuerpo, agita las pulsaciones y desata los sentidos, ella es energía y esa fuerza sobrenatural nos invita adentrarnos en un mundo místico.


Esta Tierra que pisas, es la que nadie tiene el derecho a lastimar.

Tus creencias deben mantenerte firme, no desvanecerse bajo la lluvia, cada paso debe ser tan firme como el eslabón de una cadena, no seas débil ante las tentaciones, ¿O sólo quieres ser un “algo” en vez de un todo?.”


María Lionza, es considera una Diosa Popular, reconocida por entidades espirituales como la única mujer coronada después de muerta. Utiliza como mensajeras a Indias que están bajo su astral, así como a las Reinas Guillermina y Margarita.


De estirpe, única e indomable, María Lionza representa para nosotros la Fe y la esperanza de un pueblo. Diosa de la Naturaleza, de las aguas, de las cosechas, de la Fauna y de la Flora, su corazón está desbordado de inmensa Bondad.


María Lionza vive en los corazones de cada uno de los que practican su culto. Algunos comentan que su morada es un “Palacio Encantado”, custodiado por Jaguares y Anacondas, dónde suele invitar a sus hijos para que éstos reciban mensajes, encuentro al que son llamados muchos, pero pocos los elegidos.


En sus ojos se ve reflejada la fe de un pueblo que cree en Dios y en la influencia de espíritus para resolver problemas, aunque de España es su Venia, en Venezuela es considerada Reina.


"MARÍA LIONZA ES LA FUERZA DE LA NATURALEZA... LA FORTALEZA DE NUESTRA FE"